Bolivia: Yungas – Potosí - Sucre

Muy temprano en la mañana (3:30 AM), durante la revisión rutinaria de mi ProStar, verifiqué la presión del aire en los neumáticos, el nivel de aceite y en especial, los filtros de aire, refrigerante y combustible. Me sentí preparado y mi ProStar estaba listo.

 

Antes de recorrer carreteras de gran altura debemos tener en cuenta lo siguiente:

• A mayor altura, menos oxígeno. La disminución de oxigeno afecta la combustión. Esto ocasiona pérdida de potencia, torque y un menor rendimiento del combustible.

• La presión del aire en los neumáticos debe ser la adecuada. Un 20% por debajo nos hará rodar menos y con un mayor esfuerzo.

Al partir lo hice por la Avenida Costanera hacia el sur. Luego tomé la Avenida Litoral para continuar por la Autovía La Paz – Oruro. El tráfico por esta vía suele ser pesado, pero a las 4:00 AM no representó ningún problema. Ubiqué rápidamente la Avenida Circunvalación (Carretera 1) y continué por ella hasta llegar a la árida zona de Patacamaya.

El clima despejado, pero frío, hizo que encendiese el sistema de calefacción en cabina, pero en su nivel mínimo. 

Me tomó un poco más de hora y media llegar a Oruro desde Patacamaya. En este punto el tráfico fluyó muy bien. Vi un gran número de camiones de carga a lo largo del trayecto. Es una ruta principal para todo tipo de vehículos. En Oruro hice una pequeña parada para desayunar, lo sé, algo tarde, pero era algo que no daba más espera.

¡Uff! Tenía mucha hambre. Hice la parada muy cerca de la Avenida Villaroel. No estuve allí por más de 30 minutos. 

Continué mi camino por la Circunvalación hacia el Suroeste. Salí de Oruro bordeando el lago Uru Uru. Hasta ahora la carretera no representó ningún problema. Crucé Machacamarca, Poopó y Pazña en un buen tiempo. En el municipio de Pazña hice una segunda parada, pues ya iba por mitad de camino y quise almorzar temprano. 

¡Qué bueno es calmar el hambre y conducir sin problemas! Al dejar Pazña por el sur, decidí aumentar la marcha. A la altura de Challapata, la carretera se desvió hacia el Este y entró en terreno montañoso. Así continué por varias horas hasta llegar a Potosí para mi primera entrega. Esta pequeña entrega, muy cerca de Las Lecherías, no duró más de 3o minutos. 

Dejé Potosí por el Este, hacia una serie de curvas en carretera que se extendían hasta Millares. La carretera comenzó a apuntar hacia el norte desde Otuyo. Por el paisaje sentí que ya estábamos en el corazón de las montañas. Tuve que atravesar una última serie de curvas antes de llegar a Sucre. Con facilidad ubiqué la zona de entrega en el Barrio Galeno.  

Fue una ruta de 790 kilómetros en la que aproveché el buen tiempo, el tráfico en la madrugada y los descensos.  Aunque hubo algunas curvas pronunciadas al final de la ruta, gracias a la zona montañosa, logré llegar a tiempo y con la carga y mi unidad en perfecto estado.

Bueno, por ahora los dejo colegas. Espero verlos pronto en el camino. No olviden compartir sus experiencias de ruta. 

 

¿Quieres compartir tu recomendación?

Comparte tu conocimiento de la ruta aportando datos, recomendaciones o proponiendo nuevos caminos.

Rutas Relacionadas

Amigos transportistas, he vuelto a Chile, uno de los países latinoamericanos con mayor exportación de vino.
Colegas, estuve en el Departamento de Santa Bárbara en el municipio de Naranjito.

Amigos del camino, una vez más reportando mi experiencia de la última ruta. En esta oportunidad, el transporte de productos agrícolas para la siembra, como abonos y fertilizantes, me llevó a atravesar la frontera entre Colombia y Ecuador.

Una importante entrega de costales de arroz me llevó a recorrer Ecuador de norte a sur. Un recorrido de 600 kilómetros en mi camión ProStar de INTERNATIONAL® desde Esmeraldas hasta la ciudad de Cuenca.