Colombia Pasto – Ecuador Santo Domingo de los Tsáchilas

Como es costumbre colegas, mi jornada empezó temprano, a las 4:00 A. M. Aún no se había cargado el camión, y debía viajar desde la ciudad de Pasto en Colombia hasta la ciudad de Santo Domingo  en Ecuador.  Luego de la carga de 22 toneladas de bultos con abonos y cajas de fertilizantes, aproveché para desayunar muy cerca al lugar de carga, en un paradero – restaurante.

Aunque ya era preciso salir, no pasé por alto la revisión de mi ProStar®. Colegas, jamás dejemos de lado la revisión, esto puede evitarnos contratiempos, averías o accidentes, hagámoslo, incluso si vamos con mal tiempo. Dios no lo quiera, pero es mejor llegar tarde que no llegar nunca. Aquí les comparto un enlace en el que pueden ver cómo realizar la inspección de luces antes de salir a operación: http://bit.ly/1AwaxX8

 

Siendo casi las 6:00 A. M., le di marcha a mi camión y emprendí mi ruta.  Tomé la Carrera 9 cerca del terminal de transportes hasta llegar a la Calle 12, para luego salir de la ciudad por la Avenida Boyacá (Pasto –Tangua). Con buen tráfico hacia el sur crucé Catambuco, San Mateo y Tangua. Luego, al incorporarme por la carretera Pilcuan – Tangua, noté que esta no se trazaba de manera recta, es zona montañosa, por lo tanto algunos tramos tienen curvas pronunciadas. 

Al Cruzar el pueblo de Pedregal, me incorporé a la carreta Ipiales – Pilcuan. Una carretera con más rectas hacia el sur que atraviesa varios pueblos antes de llegar a Ipiales. Un leve ruido del costado izquierdo de mi ProStar me hizo detenerme un momento en Ipiales. Al bajar revisé la carga, los neumáticos y en general todo el costado izquierdo. Todo estaba bien. Al continuar mi camino, el ruido ya no se oía… seguramente fue mi impresión, ¿No les sucede a veces?

Atravesé al frontera con un buen registro de tiempo, el tráfico, aunque bastante, era aceptable. Continué mi ruta hacia el sur por la calle García Moreno, dejando atrás Tulcan. Esta vía me llevó hasta San Gabriel, ya en el país de Ecuador. Crucé El Ángel y San Isidro por la carretera 187 hasta incorporarme de nuevo en la Calle García Moreno o Troncal de la Sierra.  

Al llegar a San Miguel de Ibarra tuve que cruzar el tráfico pesado de la ciudad. Mi parada para almorzar y comprar algunas cosas para el camino, la hice en San Antonio de Ibarra. Al salir logré aumentar mi marcha. Por la Vía Guayllabamba Tabacundo, aunque con bastantes curvas difíciles, conseguí llegar a Quito. Al Cruzar Quito la ruta se hizo más fácil, pues el trayecto desde allí hasta Santo Domingo era corto.

Luego de casi 450 kilómetros de recorrido, me encontraba ingresando a Santo Domingo por el Este.

Fue una ruta larga, tranquila y sin contratiempos a excepción del tráfico pesado al cruzar las ciudades.  Logré llegar al lugar de entrega en buen tiempo. Por ahora ya solo quise descansar y recuperar energía para la próxima ruta.

Por ahora me despido colegas, deseándoles un buen recorrido en su próxima ruta. 

¿Quieres compartir tu recomendación?

Comparte tu conocimiento de la ruta aportando datos, recomendaciones o proponiendo nuevos caminos.

Más información
  • Los archivos deben ser menores que 2 MB.
  • Tipos de archivo permitidos: gif jpg png.

Rutas Relacionadas

Amigos transportistas, he vuelto a Chile, uno de los países latinoamericanos con mayor exportación de vino.
Colegas, estuve en el Departamento de Santa Bárbara en el municipio de Naranjito.

Una importante entrega de costales de arroz me llevó a recorrer Ecuador de norte a sur. Un recorrido de 600 kilómetros en mi camión ProStar de INTERNATIONAL® desde Esmeraldas hasta la ciudad de Cuenca.

República Dominicana sigue siendo uno de los lugares más apacibles para hacer una ruta, en especial si lo haces por la costa. Que el mar sea tu copiloto no tiene comparación. En esta nueva ruta hice un recorrido de aproximadamente 340 kilómetros desde Neiba hasta Nagua.