Nicaragua: Rosita – Managua.

 

La jornada empezó a las 5:00 a.m. con una revisión rutinaria de la suspensión y el sistema eléctrico de mi camión ProStar. Luego de una buena taza de café nicaragüense, emprendí mi viaje. Ahorré tiempo al salir, pues la carga se había hecho el día anterior. Al salir me dirigí hacia el norte unos 260 metros para luego girar a la derecha, tomar la Carretera 21B y continuar derecho por 30 kilómetros, pasar por Banacruz y llegar a El Empalme. En este punto tuve que reducir la velocidad, ya que uno de los tramos al costado izquierdo de la carretera estaba en construcción.

Después de atravesar las obras de mantenimiento, continué por la misma carretera; atravesé los poblados de La Esperanza, San Antonio, El Cacao, La Estrella y San Martín. A la altura de Campo Viejo decidí detenerme y desayunar para evitar tener que hacer paradas más adelante, ya que mi intención era almorzar en Managua luego de entregar los suministros. En Campo Viejo, cerca de la carretera, encontré un restaurante que hacia parte de un complejo vacacional. Me dispuse a desayunar allí: Un delicioso Nacatamal, es un tamal más variado en su contenido y más grande que el Mexicano o el Colombiano. Luego de este buen desayuno, volví a la carretera. La Carretera 21B parecía atravesar todo el centro de Nicaragua, así que está era la única ruta hacia el sur, y luego de recorrer 117 kilómetros atravesando Fonseca, Kuikuinita, Kangrina y Mulukuku hasta llegar a Río Blanco.

 

 

 

En esta municipalidad hice un alto para comprar algunas cosas para el camino. Al salir de Río Blanco, tuve que prepararme para enfrentar las curvas que se aproximaban; el trayecto entre Matiguás y Matagalpa era el más difícil. Recuerdo que de niño, cuando acompañaba a mi padre en sus rutas, él enfrentaba las dificultades del camino con bravura, sobre todo las curvas peligrosas y los caminos difíciles.

Es bueno saber que puedo confiar en mi ProStar de INTERNATIONAL y su Sistema Diamond Logic®, el cual me hará saber oportunamente y con precisión el estado de mi camión. Continuando por Matagalpa, a la altura de Sébaco, las curvas iban desapareciendo y la vía se extendía con tramos largos, más rectos. Continué así por la Carretera No. 1 que atravesaba Quebrada Honda. Debí aumentar la velocidad, siempre con un manejo responsable, para llegar a tiempo.

Mantuve el mismo camino y crucé por Ciudad Darío, Las Calabazas, Las Maderas, San Benito y Tipitapa antes de llegar a Managua. Al entrar en la ciudad capital reduje la velocidad, continué por la Carretera No. 1 hasta girar a la izquierda por la Pista Juan Pablo II y subir al Barrio San Luis, cerca de la Avenida Xolotlán. Allí, en un terreno apropiado para el material minero, descargué los suministros. Fueron 444 kilómetros desde Rosita. Durante el recorrido me mantuve hidratado para evitar el agotamiento.

La entrega se hizo a tiempo y mi camión ProStar de INTERNATIONAL no reportó ningún inconveniente. Los dejo por ahora, recuerden seguir mis consejos. No olviden que una conducción segura y responsable es la mejor manera de llegar a nuestro destino y mucho mejor si es con INTERNATIONAL.

Se despide de ustedes Juan Rueda, conductor y asesor en el camino.

 

 

¿Quieres compartir tu recomendación?

Comparte tu conocimiento de la ruta aportando datos, recomendaciones o proponiendo nuevos caminos.

Rutas Relacionadas

Amigos transportistas, he vuelto a Chile, uno de los países latinoamericanos con mayor exportación de vino.
Colegas, estuve en el Departamento de Santa Bárbara en el municipio de Naranjito.

Amigos del camino, una vez más reportando mi experiencia de la última ruta. En esta oportunidad, el transporte de productos agrícolas para la siembra, como abonos y fertilizantes, me llevó a atravesar la frontera entre Colombia y Ecuador.

Una importante entrega de costales de arroz me llevó a recorrer Ecuador de norte a sur. Un recorrido de 600 kilómetros en mi camión ProStar de INTERNATIONAL® desde Esmeraldas hasta la ciudad de Cuenca.